Saltar al contenido

Cómo superar un divorcio

Cómo superar un divorcio
Pasar por un divorcio, sean cuales sean las circunstancias, nunca es fácil. El proceso en sí ya es bastante duro, así que cuando se acaba y hay que enfrentarse a las secuelas, uno puede sentirse increíblemente agotado emocionalmente. No es raro que te sientas deprimido, abatido o incluso temeroso de lo que viene después. Cuando has pasado una parte importante de tu vida con una persona, ¿cómo puedes empezar a pensar en seguir adelante? Si tenéis hijos en común, puede resultar aún más difícil. Pero seguir adelante con tu vida y empezar de nuevo es posible, sólo necesitas un poco de ayuda (y, por supuesto, esa palabra mágica: tiempo)

Cómo superar un divorcio

  • Recuerda que eres digno de ser amado
    Cuando un cónyuge solicita el divorcio, su autoestima puede sufrir un duro golpe. Algunas personas pueden incluso empezar a sentirse inútiles o poco amables. Pero recuerda que el hecho de que no hayas podido hacer funcionar la relación con esa persona no significa que no puedas seguir adelante y encontrar una nueva relación amorosa. El divorcio puede haber tenido mucho más que ver con tu cónyuge y sus problemas que contigo, así que no te culpes. La autocrítica sólo lo hace más difícil. Este es el momento de ser buena contigo misma y practicar el autocuidado, no de machacarte.
  • Cultiva amistades positivas
    Evalúa tus amistades actuales y esfuérzate por hacer otras nuevas. Aunque es probable que tengas algunos amigos de verdad a los que puedas acudir en este momento, no te sorprendas si recibes un trato frío de algunas personas. Si eran amigos comunes de su ex-cónyuge, puede que sean más leales a ellos que a usted, así que céntrese en los que sí quieren estar a su lado y en cultivar nuevas relaciones. Tanto si son viejas como nuevas, las amistades pueden ayudarte en esta transición.
  • Recuerda quién eras antes de la relación
    Piensa en tu vida antes de la relación. ¿Cuáles eran tus esperanzas y sueños? ¿Había lugares a los que querías ir o cosas nuevas que querías probar? Este es el momento perfecto para tomar ese taller de escritura, clase de arte o hacer otras actividades que te interesan. Tal vez quieras volver a estudiar o hacer un viaje de los que ya tienes en mente. Haz cosas que sean significativas para ti y ponte en contacto con quién eres sin tu pareja.
  • Tómate tiempo para el duelo
    Date tiempo para llorar. Revisa las fotos de tu matrimonio, mira los vídeos antiguos y ordena los recuerdos. Llora a gusto y luego déjate llevar. Ponte un límite de tiempo para el duelo y luego haz un pacto contigo misma de que no te vas a permitir seguir con los sentimientos negativos. Sentirse triste todos los días es normal al principio del periodo de adaptación, pero hay que ponerle un límite para poder seguir adelante.
  • Vuelve a conocerte a ti mismo
    Vuelva a conocerse a sí mismo. Cuando has formado parte de una pareja, lo más probable es que algunas de las decisiones tomadas en la relación, como dónde comer o dónde ir de vacaciones, no hayan sido decisiones tuyas sino de tu cónyuge (o un compromiso entre los deseos de ambos). Puede que ya no sepas lo que realmente te gusta. Prueba cosas nuevas y aprende lo que te hace feliz. Ahora tienes la libertad de explorarte a ti misma, así que disfrútala.
  • Explora todas tus opciones
    Utiliza esta experiencia como catalizador de tu nueva vida. A veces, una experiencia traumática puede servir para sacarnos de un atolladero en el que hemos estado con nuestras vidas. ¿Has estado atrapado en una carrera que no te llenaba? Ahora puede ser el momento perfecto para buscar otras opciones. Míralo como una oportunidad para empezar de nuevo tu vida y descubrir todas las oportunidades que tienes a tu alcance.
  • Tómese su tiempo cuando se trata de nuevas relaciones
    Asegúrate de tomarte un tiempo para volver a tener los pies en la tierra antes de intentar abordar otra relación, ya que las relaciones de rebote nunca son buenas para ninguna de las dos personas implicadas.
  • Celebra la soltería
    ¡Celebra la soltería! Hay muchas personas que disfrutan de verdad viviendo solas, y ser soltero tiene sus ventajas: no tienes que compartir el baño, puedes quedarte despierto hasta tarde sin molestar a nadie, puedes cocinar lo que te gusta, puedes gastar tu dinero como quieras, y mucho más. Encuentra formas de disfrutar de tu nueva soltería. Un poco de soledad puede ser bueno como tiempo de reflexión y reorganización de tus prioridades.
  • Saber que el tiempo cura la mayoría de las heridas
    Lo más importante es que te des tiempo para curarte del divorcio. Se necesita tiempo para disminuir el escozor y, con el tiempo, la avalancha de recuerdos y remordimientos se producirá cada vez con menos frecuencia.
Tema Que Te Puede Interesar:  FreeAndSingle

Vídeos de Cómo superar un divorcio