Saltar al contenido

Cómo superar una decepción amorosa

Cómo superar una decepción amorosa
Algunas personas creen que el momento en que se les rompe el corazón es lo peor que les ha pasado y que nunca lo superarán. Desde aquí te aconsejamos que no te desanimes, el sentimiento de dolor intenso es momentáneo y vivirlo forma parte de tus circunstancias.

Cómo superar una decepción amorosa

Todos hemos confiado en alguien que ha acabado haciéndonos daño. Después de este episodio, probablemente hemos dicho que nunca “volveríamos a caer” en el mismo juego y nos inunda la desconfianza. Aprender a aliviar el dolor de la decepción puede ayudarnos.

Sea como fuere, una decepción profunda suele dejarnos una herida profunda que tardará en cicatrizar. Un daño que a menudo tiene que ver con la confianza, una de las cosas más difíciles de restaurar.

Protegernos del dolor de la decepción

Después de una decepción tendemos a cerrar las puertas a nuevas experiencias por miedo a volver a sufrir, a sentir el profundo dolor de la decepción. Por eso muchas personas prefieren o eligen no encariñarse con alguien pensando que así se minimiza el riesgo de volver a ser heridos.

Los psicólogos llaman a esta elección “efecto impermeable”. Puede ocurrir cuando hemos dado lo mejor de nosotros mismos a nuestra pareja y ésta nos ha engañado con otra persona, cuando somos completamente sinceros con un amigo y éste nos apuñala por la espalda, o cuando sufrimos el abandono de nuestros padres o familiares. Por desgracia, aunque no se trate de ninguna de estas tres situaciones, seguro que has experimentado esa sensación.

Un refrán popular dice “el que se quema con la leche, ve una vaca y llora” y algo parecido se puede aplicar a este efecto de la lluvia. Haciendo una comparación, la leche sería una decepción y la vaca, una persona. Esto significa que aunque esa vaca del campo no fuera la productora de la leche que nos quemó, nuestra quemadura nos hará sufrir y recordar ese doloroso suceso.

Tema Que Te Puede Interesar:  FreeAndSingle

Pero dejando de lado los refranes populares, es bueno entender en qué consiste este “efecto chubasquero”. En el momento en que nos relacionamos con alguien, se forman y aumentan las expectativas. Estas hacen que empecemos a hacer predicciones sobre el comportamiento, los pensamientos y los sentimientos de esa persona en el futuro.

De todo lo que esperamos, una parte puede estar basada en lo que ya sabemos porque lo hemos compartido, otra puede estar basada en lo que nos han contado sobre la otra persona, y otra puede estar basada simplemente en nuestra idealización o nuestros deseos. El hecho es que mezclamos nuestros deseos con la realidad.

Cuando las expectativas son demasiado altas o cuando la persona no cumple con sus “obligaciones implícitas”, entonces nos sentimos desilusionados, frustrados, tristes e incluso enfadados, como resultado del profundo dolor de la decepción. Sin embargo, debemos tratar de no dejar que esas expectativas nos perjudiquen o adaptarnos a lo que la realidad nos ofrece, a esa persona.

Sin embargo, la decepción no siempre se debe a nuestra idea de la pareja, amigo o compañero “perfecto”, sino que la decepción también se produce cuando la otra persona se comporta muy mal con nosotros y hace cosas que nos hacen sufrir. En ese momento aparecen otros sentimientos, como el resentimiento y la ira, además de los ya indicados (frustración, tristeza, decepción y enfado).

¿Y qué ocurre después? Aunque no llueva, nos ponemos un chubasquero para no mojarnos. Esto significa que cuando aparece una nueva persona en nuestra vida, tenemos miedo de sufrir y no nos abrimos lo suficiente para dejarla entrar, con la intención de protegernos del dolor de una futura decepción.

Tema Que Te Puede Interesar:  Down

Algunas personas pueden incluso decir que más que un impermeable, se han puesto una armadura como la que llevaban los caballeros en la Edad Media. Todo depende de lo que se haya sufrido y de lo que cueste superar la situación y todo lo vivido.

Vídeos de Cómo superar una decepción amorosa